Corte y punzonado

Las chapas de cobre llegan a la empresa enrolladas en bobinas, donde se aplanan y se cortan específicamente. A continuación, se efectúan perforaciones en las planchas de chapa para permitir la fijación de los empalmes. En este momento, la pieza obtenida se modelará gracias a la utilización de calandrias para obtener la curvatura requerida.